¿Siguen en activo los colegios mayores?

Los colegios mayores suelen ser similares a las residencias universitarias; sin embargo, a pesar de ello, cubren necesidades diferentes. Un colegio mayor por un lado, además de ofrecer un espacio para alojamiento, también convoca a actividades culturales, deportivas, morales, religiosas y académicas. Por otro lado, existen colegios mayores o residencias universitarias en Barcelona, Madrid y otras ciudades de España que sin serlo, respectivamente actúan como ambas, concediendo a los estudiantes un espacio idóneo para el desarrollo de sus actividades universitarias.

colegios-mayores-barcelona

En la actualidad, los colegios mayores funcionan activamente proporcionando alojamiento y promoviendo  la formación de los estudiantes, que por razones  que tienen que ver con adaptación al entorno académico y social, promueven la independencia de los estudiantes que apenas entran a la formación universitaria. En general, estos centros se encuentran arraigados a  una estructura universitaria, pero otras veces, funcionan  de manera completamente autónoma.

 

Diferencias entre un colegio y una residencia:

Hoy por hoy una residencia se diferencia de un colegio, en principio, por las actividades particulares que cada entidad ofrece a los estudiantes. Un colegio mayor, se preocupa por formar el temperamento académico y social del estudiante, a través de la organización  de actividades formativas y culturales que incluyen desde proyecciones de cine, hasta concursos y  excursiones; una residencia tiene más presente las necesidades cotidianas de los alumnos, y es tal vez por eso que puede ser más ideal para la formación de los estudiantes que anhelen formarse sin ninguna otra distracción  que no sean las concernientes al estudio.

Una elección familiar:

Muchos padres que viven con el temor del primer año universitario de sus hijos, saben que estas son opciones viables para facilitar por igual la alimentación y el orden que podría faltar en el caso de alquilar un piso independiente. Estas dos alternativas son formas para entrenar a jóvenes que apenas salen al mundo de la independencia, pero con un acompañamiento confiable y que al final sigue siendo una guía familiar gracias a las distintas personas colaboradoras en las residencias y en los colegios.

¿Cuál es la mejor opción?

Cada una de estas entidades ofrece cosas distintas. Si el objetivo es estudiar sin distracciones, y  sin dejar atrás el acompañamiento que supone una vida independiente, la mejor opción es una residencia universitaria. Si existen necesidades más culturales, que pueden suponer mayor distracción para los estudios, entonces un colegio mayor entraría a jugar la partida si se  quiere cumplir este objetivo. A pesar de todo esto, la necesidad primordial es la que tiene el estudiante, y en últimas debe ser él, quien escoja el lugar donde se sienta más cómodo y donde no olvide su objetivo principal: formalizar una carrera universitaria para asegurar un futuro laboral equilibrado.