Las mandalas infantiles estímulo educativo en el aula

beneficios de los mandalas

En Europa y Latinoamérica, desde hace más de dos décadas se están usando mandalas: son milenarios dibujos, orientados a buscar sentido a recursos naturales y a la naturaleza humana, que puedan usarse en el aula con beneficios educativos inmejorables, incluso para el uso con niños con necesidades educativas especiales, tengan o no problemas motrices.

Desde 1935, María Prevaud ha utilizado mándalas en experimentación en el aula, registrando mejoras en algunas características cognitivas de los niños. Sin embargo, hay quienes aún no pueden reconocer el beneficio que representa su uso en el aula de clases, con comentarios a favor y en contra de las mandalas. Desde este artículo se pretende recoger los beneficios que conlleva el uso de mandalas en el aula de clase e incluso fuera de ella, para mejorar las habilidades cognitivas, y estimular y mejorar la recepción y aprendizaje cognitivo en los niños.

¿Qué son las mandalas?

Una mandala es un circulo milenario, característico del mundo oriental; literalmente es una palabra de origen indio que significa “circulo”. Este círculo es una representación simbólica o arquetípica del mundo o de la naturaleza humana, o del todo en el universo. La simbología budista le da un significado importante a estas presentaciones artísticas e interpretaciones del mundo. Con la popularización de las mandalas, las mismas pueden llegar a representar el mundo externo desde la propia perspectiva de la persona, por lo que pueden crearse infinitas mandalas con diseños representativos acerca de cualquier tema.

Origen de las mandalas

Las mandalas tiene un origen que data de hace miles de años en la india, y se usan desde tiempo atrás con propósitos ancestrales de meditación budista, propagándose rápido hacia las culturas orientales, y cubriendo el mundo occidental por completo en los siglos XX y XXI, teniendo su manifestación inicial en indígenas americanos y australianos. Hoy en día la mayoría de las culturas ofrecen sus mandalas para diversos objetivos terapéuticos y educativos; algunos con intención espiritual y cosmológica:

  • La mandorla (almendras)
  • Arte cristiano medieval (laberintos)
  • Iglesias (góticas)
  • Cosmología (meditación)
  • Psicología: Ser Humano

Introducción de la mandalas en el mundo occidental

En la década de los años 1870s, Carl Jung comienza a usar las mandalas con objetivos terapéuticos buscando como objetivo la individualización del ser humano. Jung interpretaba sus sueños a través de las mandalas y le daba un sentido místico y terapéutico, desarrollando más tarde una teoría sobre la psiquis humana e interpretación de sueños; luego las mandalas eran una interpretación de la mente humana por individual, tanto del consiente como del inconsciente, y concluyó que cada ser humano tenia anclado su ser consciente o inconsciente en una mandala, y por consecuencia el colectivo también.

Jung consideraba a la mandala una forma arquetípica que ayudaba o colaboraba en la curación del ser humano de alguna manera, usando mecanismos de la misma naturaleza humana. Esta es la forma como el mundo occidental comienza a ver las mandalas como herramientas para usos terapéuticos, educativos y algunos otros usos.

Usos Educativos y terapéuticos de la mandala infantil.

  • Psicoterapéuticos: centrado en teorías humanísticas, para trabajar al ser humano en su parte psíquica y espiritual, estimulo de la creatividad y reconocimiento interno y propio.
  • Meditación: la observación de mandalas ya elaboradas o elaboración de las mismas; la observación puede durar entre 3 y 5 minutos.
  • Educativos: Estimulo de la creatividad, actividad motriz y psicomotriz fina, estimulo de la pre-escritura, cambios de ánimo, equilibrio y equilibrio viso-motor. Colorear, elegir los colores, modelos favoritos, motivos naturales o creados, fabricados o no, pintar a acuarela, pinceles o crayones, quedando a elección individual, de acuerdo con su estado de ánimo y de su creatividad.

Beneficios Educativos de la mandalas infantiles.

  • Método para trabajar las emociones: tristeza, alegría, miedo, entre u otros; mejoras mediante el uso de mandalas.
  • Integración: de la parte motora, la conciencia, la cognición y análisis de los conflictos.
  • Creatividad: la elección de cómo pintar una mandala, elecciones personales estimulan la creatividad en el niño.
  • Ansiedad: ante problemáticas y conflictos, la mejor forma de volver a la calma es a través del uso de las mandalas en el aula, pruebe en el hogar y en el aula.
  • Confianza y seguridad: la tranquilidad de trabajar una mandala refuerza la autoconfianza en el niño y el control, sentimiento de seguridad,
  • Meditación: esta estrategia de la mandala puede ser usada en técnicas de meditación, para lograr calma en el aula
  • Descubrimiento del mundo real: aprendizaje de conceptos de la naturaleza y objetos del mundo real.
  • Mejora de la autoestima: auto aceptación y aceptación de los demás como parte de los grupos.
  • Paciencia: desarrollo de la paciencia, tan importante para la relajación y el trabajo efectivo.
  • Estímulo del aprendizaje: las mandalas han demostrado que proveen buen estímulo y disposición de aprender en cualquier área de la educación infantil y primaria.
  • Medio de expresión: el color expresa el mundo interno del pequeño, pensamientos, ideas y sus estados de ánimo, su relación con el mundo, y en general, su expresión artística.
  • Medio de comunicación: esta expresión plástica es un medio para comunicar sentimientos y emociones. La expresión de ideas y mensajes a través de los colores que usa, la creación de una mandala, para un niño es un medio de comunicación de su mundo interno, al mundo externo.
  • Superación: el trabajo con mandalas ha demostrado que desarrolla en niños, la superación de situaciones emocionales complicadas como fobias, temores nocturnos y experiencias traumáticas.