La Enfermedad de Lyme y las Terapias Avanzadas

Tal como cuenta el artículo de Biosalud en La República, la tecnología no deja de avanzar, y con ella lo hace la medicina. Los nuevos descubrimientos permiten que se desarrollen curas para enfermedades que, quizás años atrás, no tenían solución.

Tal es el caso de la Enfermedad de Lyme, una infección ocasionada por la bacteria “Borrelia burgdorferi”, transmitida al ser humano mediante la mordedura de la garrapata de patas negras, también conocida como “Ixodes Scapularis”.

También conocida como Borreliosis, gracias a la bacteria que la produce, es una enfermedad sumamente difícil de diagnosticar, pues sus síntomas son confundibles con los de muchas otras enfermedades, y puede permanecer escondida en el organismo durante años

Gracias a avances científicos en el área de la salud, ha surgido la Medicina Biológica, una técnica que permite diagnosticar de manera rápida y práctica la enfermedad de Lyme y que, adicionalmente, cuenta con terapias especializadas para tratar cada uno de sus síntomas.

El tratamiento para la Enfermedad de Lyme

El tratamiento Lyme varía según la fase en la que se encuentre el paciente. Lo recomendable es retirar la garrapata en menos de 36 horas, si no es así y la garrapata es portadora, ocurre el contagio.

La fase temprana empieza con un salpullido o eritema, primer y típico síntoma de la enfermedad, el cual se presenta días después de la mordedura. Causa también fiebre, dolor de cabeza y fatiga. De no ser tratada en esta etapa, empieza la fase dos.

La segunda fase empieza semanas después del primer síntoma, ocasiona dolor muscular y, como la bacteria empieza a dispersarse por el torrente sanguíneo, origina un aumento en el salpullido. Luego de esta fase, sigue la fase tardía, la más crónica.

En la fase tres, el paciente presenta un excesivo y contrate dolor en las articulaciones, desarrollando artritis, problemas cardiacos y neurológicos. Para todas las fases, el tratamiento consta de antibióticos y antiinflamatorios, que alivian el dolor y erradican la bacteria.

Las dosis y el tiempo de medicación van a variar según la gravedad de los síntomas. Sin embargo, en la fase tres es muy difícil eliminar por completo la enfermedad.

La Medicina Biológica, una alternativa.

La Medicina Biológica, tal como aseguran los expertos de Biosalud en La República, ofrece tratamientos para todo tipo de enfermedades. Entre ellas están la enfermedad de Lyme, la artritis y los problemas neurológicos. Así que esta nueva técnica se convierte en una excelente alternativa.

El diagnóstico rápido es vital para acercar el tratamiento para la enfermedad de Lyme al éxito. Mientras más temprano se diagnostique, más posibilidades de cura hay. La Medicina Biológica ofrece un diagnóstico rápido gracias a que examinan al paciente de forma integral, localizando rápido el origen de la enfermedad.

Esto se logra haciendo un análisis de los factores físicos y emocionales del paciente, atacando la enfermedad en sí y no únicamente los síntomas.

Los expertos de Biosalud Day Hospital lo han comprobado, gracias a los avances tecnológicos, muchos pacientes han sido atendidos con éxito. La enfermedad de Lyme ahora es curable gracias a las terapias avanzadas.