Diferencias entre piscinas de obra personalizadas y prefabricadas

SI estás pensando en una piscina, debes conocer las diferencias que hay entre las piscinas de obra personalizadas y las que son fabricadas, de esa manera podrás tomar una decisión con un criterio más amplio.

Algunas personas piensan que las prefabricadas pueden ser más económicas, sin embargo, lo que debes considerar es la relación de precio y beneficios.

A continuación, te ayudaremos porque te presentaremos las diferencias entre las dos opciones:

Las características de instalación

En primer lugar hay que tener en cuenta las características de instalación. Las piscinas prefabricadas no necesitan de ningún tipo de obra cuanto son instaladas sobre el suelo o elevadas, ya están realizadas así que solo se trasladan al sitio donde serán instaladas.

Pero también están las prefabricadas que son enterradas y semi-enterradas, en este caso se hacen excavaciones e instalación de tuberías.

Las piscinas de obra personalizadas se construyen con muro de hormigón vaciado, son construidas en el sitio. De manera que sí requieren de obra, y a la vez suelen ser más resistente al tiempo y uso.

Diferencias en forma y dimensiones

Como se ha dicho anteriormente, la forma y dimensiones de las piscinas de obra personalizadas se pueden ajustar a la capacidad del espacio y la decoración del lugar.

Así que si quieres la piscina perfecta, como la has visualizado, o con el diseño que prefieres, lo mejor es inclinarse a contratar los servicios para la construcción de una piscina de obra.

Con las piscinas prefabricadas debes adaptarte a sus opciones ya establecidas, y en cuanto a medidas, no podrás tener una de más de 10,75metros de longitud y 4,15 metros de ancho, y en cuanto a la profundidad no podrá ser más a los 2,10 metros.

Esta limitación hace que las piscinas de obra personalizadas sean mejor opción.

Garantía

La garantía de una estructura como una piscina dependerá siempre de los materiales, pues de ello depende la durabilidad.

En este sentido el hormigón es un material resistente que además puede ser revestido, y se puede emplear para los acabados materiales como el acero y la madera, que ofrecen buen nivel de durabilidad también.

Los materiales de una piscina de obra hacen que ésta sea superior en su garantía, puesto que en el caso de las prefabricadas generalmente se fabrican con materiales ligeros.

Estas diferencias te ayudarán a tomar la decisión más conveniente, y disfrutar de tu piscina por más tiempo y en mejores condiciones.