De buscar el juego o la película innovadora y de éxito a buscar la IP o la saga del momento

Casi todas las personas habrán notado que en la actualidad vivimos un momento en el que, paradójicamente, existe más creación de películas, de videojuegos, de series, de servicios de cerrajeros Leganés, etc. pero que, a su vez, existe una menor diversidad en la variedad de películas o de videojuegos que se ofrecen.

Antaño salían películas, videojuegos o series nuevas constantemente igual que constantemente se renuevan para mejorar los servicios de los cerrajeros en Getafe y ello no ha dejado de ser tampoco ahora una realidad, pero cierto resulta también que actualmente vemos cada vez más se exprimen las mismas series, películas y juegos sacando nuevas versiones, nuevas ediciones o secuelas o continuaciones de estas.

¿A qué es debido lo anterior? Muchos lo achacan a una sequía creativa en la cual las mentes creativas ya no dan para más y buscan apostar por lo seguro de fórmulas ya probadas y que han demostrado su éxito. Cierto es que existe parte de esto, pero la realidad más profunda va por otros derroteros.

En realidad, la realidad más profunda nos dirige sobre todo a dos caminos, por un lado existe el factor nostálgico el cual impulsa a intentar recrear nuevas ediciones de éxitos pasados para que (aunque no tengan la misma calidad habitualmente) cacen a quienes en su momento estaban encandilados con esas creaciones y sobre todo va asociado a la búsqueda a la saga (películas, series, etc.) o ips (videojuegos) más sostenibles en el tiempo.

Así lo anterior es buscar más “la gallina de los huevos de oro” que aportará dinero por mucho tiempo y tiempo y no tanto por el éxito puntual de taquilla que podrá ser un “bombazo” a corto plazo pero que, como norma general no tendrá tanto futuro y por tanto su recorrido comercial resultará limitado.