Errores que cometemos en la educación por proyectos

La educacion por proyectos es una de las  metodologías más innovadoras y eficaces en la educación. Con este método tanto  el aprendizaje de conocimientos como la adquisición de habilidades y actitudes tienen la misma importancia.

Con este método proponemos  la realización de un proyecto (generalmente de cierta envergadura y duración) en grupos. 

Este habrá sido elegido y analizado previamente por el profesorado para asegurarse de que se trata de un proyecto de interés (que los alumnos aprenderán lo necesario con él) y que cuentan con todos los materiales necesarios para resolverlo.

Este proyecto generalmente empieza con una pregunta “generadora” que les incita no a dar una respuesta simple sino a generar un debate y un ejercicio de pensamiento crítico para poder resolverla.

Así modelamos el pensamiento crítico de todos  los que aprenden mediante este método, desarrollamos todas sus destrezas, les enseñamos a juzgar entre diferentes alternativas, sopesar evidencias o resumir los puntos más importantes para elaborar un argumento.

Pero lo innovador de este método también hace que se cometan ciertos errores en su ejecución, como pensar que se trata de una estrategia instruccional y no una metodología de aprendizaje, veamos los más comunes:

  1. No haber planificado los momentos de evaluación. No podemos pretender evaluar en el momento final en el que se entrega el proyecto, tenemos claro  en el momento en el que se lo planteamos a los  alumnos los criterios de evaluación.
  2. Haber incluido criterios imposibles de evaluar. No especificar de forma detallada la evaluación puede generar  que los criterios que queremos conseguir no sean evaluables, no sepamos cómo medirlos o no dispongamos de los medios  necesarios para hacerlo.
  3. No haber incluido de  forma bien explicada los criterios en el enunciado. El enunciado es el que  le  va a servir de  guía a los alumnos. Un proyecto se define por la necesidad de aprender basada en una pregunta, la consecución de un objetivo y unos criterios  de evaluación. Los alumnos deben tener un norte al  que  guiar todos sus  pasos si queremos garantizar el éxito  de nuestro proyecto.
  4. Que nuestro proyecto no sea transversal. No hacer  nuestros proyectos de esta forma nos impedirá el uso delas TIC, una exposición oral  o hará que nuestro trabajo no sea cooperativo.
  5. Haber planteado un proyecto en bruto. No  dividir el trabajo en diferentes tareas que sean independientes y que estén cronológicamente ordenadas será como pretender escalar una montaña sin cuerdas, inviable. Los diferentes hitos les permiten a los alumnos conocer en qué estado de ejecución de proyecto se encuentran y así evitar la acumulación de tareas al final del plazo. Esta planificación la podremos incluir como  parte de su tarea más adelante, cuando ya se hayan acostumbrado a trabajar por proyectos.
  6. No empezar por  proyectos sencillos. Plantearles tareas demasiado complejas al principio hará que se enfrenten a una tarea para la que no sabemos si han desarrollado ya las competencias que se supone que deben tener. Si vamos a implantar este método debe ser poco a poco, con proyectos en un principio sencillos y cortos  para ir incrementando a lo largo del curso su dificultad para que sean retos abordables.
  7. Plantear un proyecto como un trabajo individual. Una de  las principales  ventajas de la educación por proyectos es que  fomenta la  adquisición de habilidades grupales, algo que les servirá en la socialización. Estas habilidades sociales son esenciales de cara al futuro para que nuestros alumnos se puedan desenvolver en el trabajo, la  universidad, en definitiva en el mundo real en el que vivimos.

Básicamente si seguimos este artículo y evitamos cometer los siete errores aquí mencionados nuestro método de aprendizaje por  educacion por proyectos funcionará seguro.

Elegir un profesor particular, cómo hacerlo

Tomar la decisión de contratar a un profesor particular es el primer paso para mejorar la educación y la formación acerca de una materia en cuestión. No obstante, ante tanta oferta existente en el mercado, escoger el mejor profesor particular disponible no siempre resulta sencillo. Son muchos los factores que intervienen a la hora de llevar a cabo la elección. Algunos de ellos hacen referencia a la formación del profesor en particular, otros a las opiniones que se pueden encontrar en Internet y, en último lugar, lo relacionado con el prestigio de la academia como https://www.masqueclases.es/ que da soporte al profesor.

Ante tanta duda, hemos reunido una serie de características que debe cumplir para que entonces particular con el objetivo de convertir cada decisión en la mejor opción para cada tipo de estudiante. A continuación, estas son las principales.

Características de un profesor particular

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que en un ámbito como es el docente, un buen profesor particular debe ser apasionado de la materia que imparte. Al contrario de lo que ocurre con otras profesiones, que no sean tan vocacionales, no ocurre lo mismo en el caso de los profesores particulares. Es especialmente importante, que utiliza su pasión, vehículo para explicar los conceptos de cada una de las materias y los diferentes aspectos que conviene tratar.

Es especialmente importante que el profesor sea activo, con el objetivo de que los alumnos se sientan a gusto con el mismo. Los docentes que se muestran más activos a la hora de llevar a cabo su actividad, intervienen de manera directa en el entusiasmo de sus alumnos, contagiándoles la pasión por la materia y las ganas de comenzar a trabajar juntos.

Del mismo modo, también cobran especial relevancia lo relacionado con el abanico de herramientas que el profesor dispone a la hora de llevar a cabo sus estudios. En este sentido, es más importante que nunca la experiencia del profesor en particular. Pues será esta la que le ayude a obtener una mejor caja de herramientas con la que poder impactar de manera directa y mejorar en la enseñanza del alumno.

En último lugar, lo relacionado con la responsabilidad cobra una relevancia especialmente importante. El que el alumno profesor se tome el trabajo en serio es una de las mejores indicadores que van ayudar a que el alumno pueda trabajar y mejorar en todo aquello en lo que tiene una necesidad. Por medio de la implantación de un correcto programa de ejercicios y una planificación, los profesores podrán llevar a cabo la formación adecuada.

La importancia del profesor particular

Una vez explicado cuáles son las características más importantes que debemos de buscar en un profesor particular, es momento de analizar el por qué de la creciente importancia que los profesores particulares están experimentando en el ámbito educativo como refuerzo a la educación tradicional. El trabajo del profesor particular consiste en dar profundidad a todos aquellos aspectos que en las aulas se suelen explicar por encima.

También es una figura especialmente importante para todos aquellos alumnos que sienten vergüenza a la hora de exponer sus dudas en público en su clase. Acudiendo a ese tipo de profesionales con el objetivo de recibir una atención mucho más personalizada y adecuada para todo tipo de situaciones.

Además de todo ello, la figura del profesor particular para mucho más allá de su trabajo en el ámbito docente. Con el tiempo, este tipo de profesionales se acaban convirtiendo en la persona de confianza de todos aquellos alumnos que necesitan de un empujón extra a la hora de garantizar sus buenos resultados educativos.

La pronunciación como pieza clave para la comprensión de un idioma

Las clases de ingles online se han convertido con el paso del tiempo en uno de los métodos de aprendizaje más solicitados (más información en el siguiente enlace: https://es.speakingathome.com). No ya solamente porque es un idioma universal (como anteriormente lo fue el latín) en colegios, empresas y turismo sino porque se ha convertido en la lengua por excelencia de películas, canciones o del cine.

Al ser una lengua de raíces latinas y parecerse bastante a lenguas como el francés nos crea la ilusión de que es sencilla de aprender. Pero más de uno se ha encontrado hablando “spanglish” y sin saber por qué.

Y, es que, mientras estamos aprendiendo inglés descubriremos que lo que vemos no es siempre lo que  escuchamos, ya que tiene unas reglas de pronunciación un tanto peculiares.

Para ponerte un ejemplo, en España Vaca y Baca se pronuncian casi igual mientras que Tough se pronuncia “Tuff” y though “Thoth” y eso que se diferencian solamente en una palabra.

Una vez hayamos superado el vocabulario y su gramática la pronunciación es uno de los mayores dilemas con los que se encuentran los que se apuntan a las clases de ingles Skype.

Dominarla, para muchos, se convertirá en una pesadilla  pero también se trata de un proceso muy interesante de nuestro aprendizaje.

 

¿Te podrás preguntar por qué es tan necesario dominarla?

Te ayudará en el resto de habilidades como la lectura, la escritura o la comunicación. Reduciremos así los malentendidos con otros durante las conversaciones (aspecto muy importante cuando se trata de entablar negocios o conseguir trabajo).

Hablar inglés fluido y de forma que el resto nos entienda potenciará nuestro autoconcepto, nos sentiremos muy capaces y orgullosos de haber superado todas las  trabas.

 

¿Qué estrategias son las más prácticas si quiero aprender a pronunciar bien?

clases de ingles online

1. Elige qué pronunciación quieres tener.

Al igual que a un turista de Londres la pronunciación de alguien de Madrid le parecerá totalmente diferente a la de alguien de Cadiz o Galicia en Inglaterra y América pasa lo mismo.

2. Aprende primero las palabras complicadas.

Al igual que pasa con nuestra lengua nativa hay palabras que por su extensión o porque están compuestas por sílabas más difíciles nos cuestan más. Si ves que te quedas bloqueado en una palabra, detente, respira y pon atención en pronunciarla desglosando esta por partes.

3. Aprende a leer en voz alta y a escucharte después.

Un buen truco si estás empezando es grabarte mientras pronuncias, así después podrás comparar tu audio con los de ejemplo. Te servirá de punto de referencia y como seguimiento de futuros progresos.

4. Pon oído.

Las palabras de cada idioma tienen una melodía diferente y un ritmo que si aprendemos a escuchar veremos perfectamente definido. De pequeños aprendemos gracias al “materness” que es el lenguaje con el que le hablan las madres a sus bebés, enfatizando tonos y pausas.

Al igual que de pequeños interiorizamos estas subidas y bajadas, a través de canciones o películas aprenderemos a pronunciar correctamente.

La entonación es muy importante cuando estamos en clases de inglés, ya que dependiendo de esta (de dónde ubiquemos el acento) una palabra podrá ser sustantivo o ser verbo.

Un ejemplo, refuse significa basura y rechazar pero si pronunciamos “REH-fyuz” significa basura mientras que “reh-FYUZ” se trata de rechazar algo.

5. Usa canales de Youtube o podcasts.

No hay mejor plataforma de variedades en cuanto a contenidos, dificultad, acentos, rapidez que  las redes. Se trata de herramientas con las  que además te lo pasarás bien ya que hay muchos vídeos curioso divertidos.

6. Comunícate.

Hay páginas de clases de ingles online que te permiten ponerte en contacto con otros alumnos o con gente nativa para que puedas practicar.

Si no es el  caso de la tuya existen foros donde la gente intercambia un idioma por otro, restaurantes que hacen quedadas en las que la gente nativa se reúne con estudiantes, etc…

7. Sumérgete en el idioma.

Al igual que aprendimos español porque solamente escuchábamos este a nuestro alrededor con otra lengua  pasará lo mismo.  Ponte las noticias en inglés, escucha canciones en inglés, dibujos en este idioma… en todos estos casos la gente tiene a pronunciar de forma muy clara.

8. Disocia.

Olvida lo que sabes hasta ahora, no se pronuncia y se lee igual, las mismas reglas que aplicamos al español no valen para el inglés.

9. Busca aliados.

Estamos seguros de que en cualquier academia en la que se ofrezcan clases de inglés estarán encantados de atender cualquier  duda que tengas. Busca en su web algún teléfono de contacto y pierde  la vergüenza, que para ello están.