Alopecia androgenética, 9 de cada 10 hombres la padecen

injerto capilar

Quizás no sabías que es una de las enfermedades que afecta a la mayoría de nuestra población. No es tan conocida, pero seguramente nueve de cada diez hombres que conozcas la padezcan o la padecerán en un futuro. En el caso de la alopecia androgenética, la culpable de que se produzca es nuestra genética y se debe tanto a factores hormonales como hereditarios.

La aparición de este tipo de alopecia empieza a muy temprana edad, desde los 20 o los 30 años. El pelo empieza a volverse mucho más fino y a escasear en  determinadas zonas y las primeras pérdidas de pelo empiezan en la zona de la parte alta de la cabeza. Este tipo de alopecia es el más común en la sociedad actual y es de los casos que más vemos en Corporación Capilar.

Para que nos hagamos una idea, este tipo afecta a 9 de cada 10 hombres mayores de veintiún años, con diferentes intensidades. Eso es el 90% de los casos en hombres. ¿La solución? Recurrir al injerto capilar.

 

¿Como empieza este  tipo de alopecia?

En el caso de los varones, lo más común es que empiece por las sienes para ir extendiéndose por el resto de la cabeza. Hay casos en la pubertad en los que ha empezado a aparecer con el despoblamiento de las sienes.

Puede ocurrir que se quede ahí y no avance más o que  se vaya extendiendo hacia la parte frontal de la cabeza dando lugar a lo que llamamos comúnmente “entradas”. Si avanza aparecerán claros en la zona de la coronilla.

 

¿Cuanto  dura la evolución de la alopecia?

Esta dolencia puede tardar en desarrollarse décadas o tardar tan solo un par de años. Cuantos más años pasen más probabilidad desde que la alopecia se vuelva visible.

En el caso de las mujeres afecta a 4 de cada 10, una vez entrada en la menopausia. Aquí se trata de una alopecia un poco más diferente y menos común. En las mujeres el pelo empieza a perder densidad en vez de caerse y pueden aparecer en la parte alta de la  cabeza zonas clareadas.

 

¿Por qué esta enfermedad es tan común?

Se produce por tres causas principales y ambas se dan tanto en hombres como en mujeres.

  1. La primera de ellas es la herencia genética, la que nos predispone (en esta caso y muchos más) a sufrir alopecia si en nuestra familia ha habido más  casos.
  2. El envejecimiento (nuestro cuerpo ya no funciona como antes, el declive que se va produciendo con el paso de los años se manifiesta en todo el cuerpo, y sobre todo en lo que atañe al crecimiento del pelo y a los folículos pilosos.
  3. Y en tercer lugar, el último factor implicado es la presencia de determinadas hormonas en niveles que no son los más comunes. En este tipo de factores hormonales influyen mucho los niveles de estrés a los que estemos sometidos durante un periodo largo de tiempo.

 

¿Existen soluciones para recuperar el cabello?

Si se trata de este tipo de alopecia, podremos intentar refrenar su avance y recobrar densidad en nuestro cabello a través del uso de lociones cosméticas que contienen principios activos (zinc, lúpulo, sabal) que frenan la acción de las hormonas.

Si ya tenemos un diagnóstico de pérdida irreversible de ciertas zonas del cabello, podremos recurrir a injertos capilares que realizan clínicas como Corporación Capilar, en los cuales se extraen cabellos sanos para implantarlos en las zonas dónde ya no crecen.

En este tipo de operaciones los  resultados están garantizados en la primera intervención, al tratarse de tu propio  pelo nadie notará diferencia de color ni de textura. Por lo tanto será un resultado totalmente natural, si no dices nada ni notarán la intervención.