Aceite de Argán, el oro líquido de Marruecos

El Aceite de Argán se obtiene de las semillas del pequeño fruto de Argania spinosa, un árbol de lento crecimiento nativo del suroeste de Marruecos y la provincia algeriana Tindouf, al oeste del mar Mediterráneo. El fruto del argán posee una piel dura y una pulpa fresca y amarga. Las semillas tienen forma almendrada y se parecen a olivas secas. Cada semilla contiene entre 1 y 3 granos ricos en aceites.

Los productores locales debido al auge del aceite de argán buscan obtener un aceite de la mejor calidad para poder comercializarlo y exportarlo. Se recoge la fruta del árbol a mano y se pela para extraer la semilla. Este método permite obtener un aceite de mayor calidad.

Para la elaboración del aceite de argán los lugareños parten las nueces entre dos piedras para extraer los granos crudos de la gruesa cáscara. Estos granos se muelen a mano con un molinillo de piedra y se dejan en agua para obtener una textura similar a una masa. Esta mezcla se amasa a mano durante horas para extraer el aceite. Debido a que se trata de un proceso tedioso cada trabajador tarda alrededor de 3 días en producir un litro de aceite de argán. Es por ello por lo que el Aceite de Argán es tan preciado y puede alcanzar un precio tan elevado en el mercado.

El aumento en la demanda del Aceite de Argán ha llevado al aumento del número de sus fabricantes. En 1999 solo existían dos fabricantes de aceite de argán, en 2010 el número aumentó hasta 150. Sin duda, esto ha ayudado al panorama económico de Marruecos.

Para asegurar la sostenibilidad del aceite y proteger el entorno de la región en el que habitan otras 1.200 especies de plantas y animales la UNESCO declaró el bosque de argán del sureste de Marruecos como reserva de la biosfera.

Los beneficios y usos del Aceite de Argán

Los beneficios de este aceite del color del ámbar han sido muy conocidos desde hace siglos. Los fenicios lo utilizaban no solo para mejorar su aspecto sino también para la curación. Hoy día, el uso del argán está ampliamente extendido tanto en la cosmética como en las preparaciones culinarias.

La composición del aceite de argán ecológico es lo que lo hace tan tremendamente beneficioso. No solo es rico en vitaminas A, C y E, sino que también tiene un elevado contenido de ácidos grasos beneficiosos como el oleico, linolénico, linoleico, esteárico y palmítico. También cuenta con antioxidantes y otros constituyentes como tocoferoles, carotenos y alcoholes triterpénicos. Todos estos componentes trabajan en conjunto para proporcionar los efectos hidratantes y rejuvenecedores por los que es conocido el aceite de argán hoy en día.

Beneficios del Aceite de Argán para la salud

El Aceite de Argán es uno de los aceites vegetales que pueden ser beneficiosos para la salud cutánea, ya que puede ayudar a reparar la función de barrera de la piel. La aplicación tópica de este aceite podría estimular la producción de células y hacer que la piel esté más saludable e hidratada.

Este aceite también puede proteger frente al envejecimiento prematuro. Publicado en la revista Menopausal Review, un estudio llevado a cabo en mujeres tras la menopausia descubrió que el aceite de argán ayudaba a mantener la hidratación en la piel de las mujeres mediante el fortalecimiento de la función de barrera y capacidad de retención de la hidratación.

Puedes añadir aceite de argán a tu crema o loción corporal habitual para experimentar sus propiedades regenerantes. He aquí algunos de los beneficios que puede ofrecer a tu piel:

  1. Ayuda a minimizar las estrías: En 2016 un estudió observó los efectos de una crema que contenía aceite de argán e ingredientes emolientes frente a las estrías. Descubrieron que ayudaba a minimizar la apariencia de estas marcas mediante la estimulación de la elasticidad cutánea.
  2. Ayuda a curar y aliviar los cortes de cuchillas: Se puede utilizar como aceite de afeitado para proporcionar un efecto calmante y sedoso ante las incómodas y afiladas hojas de las cuchillas de afeitar. El Aceite de Argán puede utilizarse en las piernas, en la zona del bikini o en la zona de la barba en el caso de los hombres.
  3. Suaviza los talones agrietados: Si sufres de talones agrietados puedes elaborar un bálsamo reparador de pies utilizando aceite de argán, cera de abejas, miel y aceites esenciales como el de mirra e incienso. Para unos mejores resultados se puede aplicar el bálsamo y dejar actuar durante toda la noche.