Normas ISO 22000: ¿qué es el Sistema APPCC?

La importancia de regular los procedimientos llevados a cabo en la industria alimentaria a través de las normas ISO 22000 parte del derecho humano a consumir productos sanos, que estén libres de toda clase de bacterias derivadas de la manipulación química y mecánica.

En virtud de ello, en los últimos años diversos organismos internacionales han insistido en la relevancia de disponer de reglamentos, protocolos o manuales que le permitan a las empresas, desenvolverse en un ambiente que sea seguro para los trabajadores y consumidores. Es así, como en medio de la variedad de recursos, se crea el Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico, también llamado APPCC.

El referido sistema, consiste en una serie de principios que ofrecen un enfoque mediante el cual es posible determinar las amenazas contra la inocuidad de los alimentos, en consecuencia, además de servir en la fase de detección, contiene medidas orientadas a regular o eliminar tales peligros. En este sentido, su relación con las normas ISO 22000 es evidente, y se verifica en que el control de los niveles de inocuidad es un componente fundamental de la seguridad alimentaria.

 

¿Por qué ejecutarlo?

Parece innecesario tener que profundizar en las razones para poner en práctica este sistema, sin embargo, la resistencia que oponen muchas empresas en cuanto a su aplicación, es un reflejo de la poca información que se posee acerca de los beneficios que aportan.

Así pues, ajustar el desarrollo de las actividades a esta metodología, permite ahorrar en costes, debido a que la supervisión se realiza durante el proceso de producción y esto da la oportunidad de corregir los errores antes de finalizarlo, evitando pérdidas de tiempo y materiales.

De igual forma, garantiza la comercialización de productos de calidad, lo que no solo ayuda a impulsar la popularidad de las marcas, sino que minimiza las devoluciones, rechazos y quejas de los consumidores.

Desempeñarse en esta industria ofrece amplios beneficios, pero únicamente quienes entienden la responsabilidad que ella conlleva. Por tanto, todo aquel que se proponga alcanzar el éxito en dicha área, debe incluir al mencionado método en sus normas de funcionamiento.