Big Data España sigue en crecimiento

big data españa

El mercado de Big Data España ha crecido con un ritmo anual superior al 6%, por ello la Corporación Internacional de Datos (IDC, por sus siglas en inglés) advierte que en 2021 tendrá una facturación de 540 millones de Euros. En ese sentido, es imperativo analizar el volumen de información que cada día se produce.

La organización con la que se recoge el conjunto de datos que hay en Internet es lo que determina el análisis y los resultados que se obtengan. Con ellos es posible trazar estrategias corporativas más acertadas, adecuando sus decisiones a lo que espera el mercado.

El volumen (tamaño), la variabilidad (complejidad) y la velocidad (crecimiento) de información que inunda la red dificulta su procesamiento, pero a través de herramientas de aprendizaje automático es factible analizarla para sacarle un provecho. Permite obtener respuestas sobre preguntas que nadie se había hecho.

Cuando las organizaciones realizan un análisis de Big Data son capaces de identificar nuevas oportunidades de mercado. De esta manera, las empresas se vuelven más inteligentes en sus operaciones y eficientes, obteniendo mayores ganancias y clientes leales.

Big Data, una fuente ilimitada de información

En el momento en el que una compañía decide analizar el Big Data está consiguiendo valor con la reducción de costes al identificar con eficiencia la mejor manera de hacer negocios, toma mejores decisiones en el menor tiempo posible basándose en el aprendizaje, y tienen la capacidad de ofrecer mayor satisfacción a sus clientes.

Sin embargo, existe una complejidad en el análisis de los datos por los tipos de los mismos que se dividen en no estructurados (documentos, audio y vídeo), los semi-estructurados (informes, hojas de cálculo, y software), y los estructurados (solo 20% tienen este tipo de calidad).

Determinar la calidad de los datos es fundamental, no es posible obtener ventajas competitivas si la información recabada no es buena. Hacer una análisis equivocado puede causar errores estratégicos dentro de una corporación cuando no se ha hecho una investigación correcta.

Por esta razón, el análisis del Big Data en España debe realizarse por empresas capacitadas con personal técnico y herramientas de aprendizaje automático que permitan obtener la información más acertada posible. Una decisión empresarial equivocada puede costarle su permanencia en el mercado.