Sushi para dos, ¡ideal para San Valentín!

Falta poco más de una semana para San Valentín y si no has pensado nada romántico puedes solucionarlo rápido: Una cena romántica con sushi Instamaki y un buen vino. ¿Cuántas piezas comprar?, ¿qué vino elegir?, ¿ir a un sushi bar o quedarse en casa? Todas estas dudas, ¡te las resolvemos!

¿Qué tanto conoces a tu pareja?

Una noche romántica en San Valentín con sushi puede ser muy fácil de organizar si se conocen mucho, pero no tanto si hace poco tiempo que salen juntos. Si te gusta el sushi debes saber el por qué: No a todos les gustan las mismas piezas.

La clave en caso de que no se conozca lo suficiente como para saber qué rolls aman es la variedad en lo que pidas. Vale aclarar que siempre la idea es sorprender, pero sin que la sorpresa termine en algo feo, por lo que te recomendamos averiguar primero si tu pareja es alérgica al pescado.

Si sales con alguien que no gusta del pescado o es alérgico, puedes sorprenderle con algunos rolls que tengan otro tipo de carne o verduras. Los hosomakis de aguacate, los makis de pepino o los de mango, que son totalmente veggies y perfectos para poder disfrutar de la cena sin problemas. ¡Y, por supuesto, la gyosas!

¿En casa?, ¿y el vino?, ¿cuántas piezas?

Por supuesto que, si tu idea es una cita romántica y privada, la mejor opción es quedarse en casa y pedir el sushi a casa. Además, con esta opción no hay que lavar platos y pueden ahorrarse muchísimo dinero. Claro que con esta opción no tendrás a un camarero que te elija el vino. Por eso, te recomendamos ir a lo más seguro y elegir uno blanco, si es semidulce y con burbujas, mejor.

¿Y respecto a la cantidad de piezas? Bien, si no estás seguro, entonces elige los combos que vienen con la cantidad de piezas ideal, pero si conoces muy bien a tu pareja, entonces elige tú mismo sus rolls favoritos, ¡seguro ya sabe cuántos come!