Curso de preparador físico, ¿es rentable?

Hoy en día no es necesario estar titulado para ejercer como preparador físico, pero muchas empresas empiezan a seleccionar a la gente dependiendo de su titulación, por lo tanto, hacer un curso de preparador físico no es una mala inversión.

¿Cuáles serían las ventajas frente a alguien que no tenga ninguna titulación?

Para empezar, alguien que no ha cursado nada no puede demostrar que tiene los conocimientos necesarios para ejercer como preparador físico sino es mediante la realización de ejercicios previos. Por lo tanto, un punto a favor de realizar el curso de preparador físico sería entrar directamente sin tener que pasar ningún filtro, ya que con tu titulación puedes dar a conocer todas las actividades que has cursado sin necesidad de hacer una demostración.

En las empresas privadas buscan gente titulada, no contratan a gente que tenga los conocimientos y no tenga ninguna titulación, esto sólo pasaría cuando un cliente se fija en ti como preparador físico. Por lo tanto, otra ventaja sería tener una mayor opción de encontrar empleo.

En un curso de preparador físico los temas que se tratan serían los siguientes:

  • Teoría y práctica del entrenamiento deportivo.
  • Entrenamiento de la fuerza, potencia, velocidad, resistencia y flexibilidad.
  • Planificación y periodización del entrenamiento deportivo.
  • Bases de la nutrición, suplementación e hidratación deportiva.
  • Primeros auxilios y RCP, conocimientos que todo profesional del deporte debe saber.

El objetivo del curso de preparador físico es enseñar a planificar entrenamiento para desarrollar las capacidades del deportista. A esto habría que incorporarle las nociones básicas de nutrición e hidratación deportiva. Una vez realizado todo esto sería posible trabajar como preparador físico en deportes individuales o colectivos.

El curso del que hablamos se imparte en el instituto ISAF en Valencia, donde también se encuentra otra gran cantidad de cursos relacionados con el deporte. Sin duda alguna es una gran opción para la gente que ha acabado de estudiar un grado medio o superior en actividades físicas y quiere seguir aumentando conocimientos. Por ejemplo, un preparador físico tiene que saber cómo se deben tratar las lesiones por lo que un curso en el cuál te enseñen cómo se pueden evitar y cómo tratarlas sería una buena elección para enfrentarte al ámbito laboral.