Cuidados básicos para una barba siempre lustrosa

Hace tiempo que las barbas llegaron para quedarse. Las barbas inundan las calles. Lo puso de moda el movimiento hípster. Y aunque está subcultura de jóvenes bohemios pasó, en cierto modo, a mejor vida, las barbas se quedaron con nosotros. Bien por tendencia, bien por convicción o por pura pereza la barba aún tiene garra.

Sin embargo, una barba conlleva mucha responsabilidad. Lucir una barba impecable, sana y bonita conlleva tiempo, esfuerzo y mucho cuidado.

¿Cuántas veces un colega o tú mismo has visto cómo tu barba se desaliña, crece de forma desordenada y no sabes por dónde empezar para llegar a esa magnífica barba que vemos en instagramers y por internet? Un sueño que es posible… si te pones en manos adecuadas o te formas debidamente en un curso de barbería.

¿Cómo conseguirlo? En las líneas siguientes encontrarás una serie de consejos que te ayudarán a que tu barba luzca lustrosa.

Imagen: pexels

Consejos para una barba resplandeciente

Lava tu barba cada día. Aunque algunos crean lo contrario, una barba no tiene que ser algo engorroso y que necesariamente se ensucie mucho. De hecho, depende un poco de los hábitos de cada uno. También es cierto que, con el tiempo, podemos aprender a “no ensuciarla” o prevenir pequeños accidentes mientras comemos, por ejemplo. No obstante, para tenerla limpia, sigue los pasos que llevarías a cabo si tuvieses una larga melena. Lava tu barba a diario y hazlo con el jabón adecuado. Hay productos específicos para este tipo de cabello así que haz uso de ellos porque lo notarás. El auge de este look ha hecho que vuelva a resurgir la industria y ahora no hay excusa para encontrar cosméticos específicos.

Seca la barba, no la dejes mojada. La humedad estropea la cutícula del vello, y también el folículo piloso. Elimina la humedad y los restos de agua de tu barba con una toalla después de lavarla cada día. El pelo húmedo es más delicado que el seco, así que hazlo con cuidado. Puedes usar también un secador a temperatura baja.

Hidrata tu piel. La hidratación de tu piel te ayudará a evitar picores así como a combatir la aparición de caspa o la descamación. ¿Te suena de algo? Usa productos destinados a hombres: están formulados con texturas más frescas y menos grasas ya que la piel masculina es por lo general más gruesa y produce más sebo que la femenina

Cepilla tu barba. Esto dependerá de lo grande que sea tu barba y el tipo de pelo, pero es aconsejable peinar y desenredar tu barba. Usar un cepillo específico, como el de cerdas de jabalí, te ayudará a regular la grasa de tu rostro y tu barba, logrando una piel más sana y equilibrada. También conseguirás hacer crecer el vello en una dirección uniforme.

No olvides el acondicionamiento. Piel sana, barba sana. No olvides aplicar aceite específico a diario. Con esto conseguirás hidratar y suavizar tu piel además de dar vitalidad a tu barba, aportándole brillo y aspecto lustroso. Suelen ser mezclas a partir de aceites vegetales y fragancias para perfumar y se necesita muy poca cantidad.