¿Cómo reformar un local comercial a bajo coste?

Si tienes un local comercial y estás pensando en darle un lavado de cara, llevando a cabo una reforma tú mismo, es importante que tengas una serie de cosas en cuenta que te permitan disfrutar de los mejores resultados y del precio más competitivo. Más allá de contar con los materiales necesarios, así como con un calzado de protección adecuado, gafas, casco de seguridad, etc., es importante que tengas una serie de aspectos claro que te ayudarán a disfrutar de los mejores resultados.

Por ello, hemos querido aprovechar este post para darte una serie de consejos que te serán de gran ayuda. No te los pierdas.

Necesitarás una licencia

Si vas a reformar tu local, necesitarás una licencia que te permita acometer la obra, siendo totalmente indispensable hacerte con ella antes de comenzar el trabajo.

Lo más recomendable es que cuentes con la ayuda de un profesional que pueda gestionarte la adquisición de la licencia, garantizando el cumplimiento de todas las normas, a poder ser, un arquitecto o aparejador.

Insonorización

Si no quieres tener problemas con los comercios vecinos, te recomendamos también que apuestes por una buena insonorización. Debes tener en cuenta que se llevarán a cabo actividades muy ruidosas y que podrán resultar altamente molestas, por ello es importante que antes de comenzar la reforma, te asegures de que todo esté bien insonorizado. De esta manera, tendrás muchas más posibilidades de no sufrir ningún tipo de queja.

Instalación eléctrica

Durante la reforma deberás prestar una especial atención a la instalación eléctrica, ya que de lo contrario, es posible que durante la reforma pudieses dañarla. Si no lo tienes claro, lo mejor es que cuentes con asesoramiento profesional, para que pueda informarte de todas las precauciones que deberías tomar.

Boceto

Y por último, será fundamental contar con un boceto previo que te permita hacerte una idea de qué tipo de reforma quieres llevar a cabo. Hazlo con calma y al igual que en los puntos anteriores, cuenta con el servicio de un arquitecto o un aparejador profesional, ya que de esta forma no solo podrás recibir asesoramiento, sino que además te garantizarás una estructura de mayor calidad.

Piensa con detenimiento todo lo que quieres realizar, y trata de plasmarlo en tu boceto. Te servirá como una guía a la hora de trabajar, haciendo que sea mucho más fácil obtener los resultados esperados.