Coco formas y beneficios

 

El coco, contrario a lo que muchos podamos pensar es en realidad una semilla, la semilla del fruto del árbol llamado cocotero. Puede encontrarse en el mercado, en diferentes formas para su comercialización y consumo.

A pesar de que el Coco natural no es un “fruto” que se consuma de manera fácil y habitual como lo es la naranja, manzana u otros, en verano es realmente beneficioso incluirlo en nuestra dieta ya que es cuando mejor se pueden aprovechar sus propiedades. Este alimento contiene vitaminas, minerales y oligoelementos en cantidades considerables. Además, es antioxidante y aporta mucha energía al organismo. En ese sentido es excelente para las personas que llevan un estilo de vida muy movido y que practican deportes habitualmente.

Las partes del coco más alimenticias que podemos conseguir en el mercado sin necesidad de tener que manipular el fruto nosotros mismos son los siguientes: la pulpa desecada, el aceite de coco, aceite de coco, un perfecto y nutritivo aceite vegetal, la grasa de coco y la leche de coco.

Sin duda el agua de coco es lo más delicioso que podemos encontrar en dicha fruta, pero que no se compara con la pulpa cuando el coco aun esta verde. No obstante el es una bebida rica en minerales tales como el magnesio, el calcio y el fósforo. Asimismo ayuda a nuestro cuerpo a estar mejor preparado para actividades que requieran de esfuerzo físico. Hay que acentuar que a pesar de que existen múltiples refrescos a base de agua de coco, esta es mejor consumirla natural.

Por su parte, la pulpa del coco, a pesar de ser más deliciosa cuando el coco está verde aporta muchos más nutrientes cuando el coco está maduro. La pulpa del coco maduro es rica en minerales, hidratos de carbono y proteínas. Sobre todo, es rica en grasa y aunque se ha documentado que su consumo no aumenta el colesterol, su consumo debe ser moderado como el de todos los aceites.

A igual que la pulpa del coco se pueden obtener copos de coco desecado, se trata de un producto sin gluten, apto para ser consumido por las personas celiacas, que es tan rico en nutrientes como la pulpa. A diferencia de esta última, los copos pueden mantener su aroma y sabor original por mucho más tiempo.

Por otro lado, tenemos la leche de coco que seguro muchos habremos utilizado para hacer bacalao y ricos frijoles, también es usada para elaborar postres, batidos, etc. también es rica en nutrientes como la pulpa, salvo la fibra. Así como la leche de coco esta la grasa de coco de la que se elabora el aceite de coco, cuya utilidad es muy variada, la podemos encontrar en la deliciosa piña colada.

Cabe destacar que así como es usado de diversas formas en alimentos también se puede encontrar en la cosmética.