3 razones por las que alquilar casetas prefabricadas es mejor que comprarlas.

Las empresas que realizan muchos trabajos relacionados con la construcción, las reformas y el levantamiento de nuevos edificios se llegan a plantear en algún momento si no les sería más rentable a largo plazo comprar algunos de sus equipamientos de uso habitual más costosos. Entre ellos se encuentran las casetas prefabricadas, que son un elemento enormemente necesario en todo tipo de trabajos de construcción. Pero, ¿realmente te ahorrarías dinero si compraras tu casetas prefabricadas en vez de alquilarlas cuando te sea necesario? A continuación te presentamos tres razones por las que nosotros pensamos que es mucho más conveniente continuar alquilando casetas prefabricadas en vez de optar por comprarlas.

-El problema del almacenamiento: Como hemos indicado anteriormente, si usas habitualmente casetas prefabricadas, puedes llegar a pensar en la conveniencia (o falta de ella) de obtener algunas de ellas en propiedad. Pero no pienses únicamente en el precio final del producto. Debes tener también en cuenta que este tipo de productos llevan gastos asociados en el ámbito del almacenamiento. ¿Qué vas a hacer con tus casetas prefabricadas cuando no las estés utilizando? Necesitan tener un amplio espacio para guardarlas que tendrás que pagar y que no podrás dedicar a otros menesteres. Asimismo, mientras no están siendo utilizadas, tendrás que preocuparte de su mantenimiento y asegurarte de que estarán en una condición óptima para cuando las necesites, lo que también supone un gasto extra para ti. Estas son preocupaciones que no tienes si alquilas las casetas prefabricadas, pues todos estos aspectos y gastos extra dejan de ser tu responsabilidad.

-La cuestión del transporte: Siguiendo con lo que comentábamos en el párrafo anterior, el mantenimiento y el almacenaje caerán sobre tus hombros si eres el propietario de tus casetas prefabricadas. Pero también lo hará una cuestión aún más gravosa,  que es el transporte. Cada vez que tengas que realizar un trabajo, tendrás que pagar un transporte especializado que lleve tus casetas al lugar donde tiene lugar, con el correcto embalaje para que no sufran ningún daño durante el transporte y estén listas para usar. Además, también tendrás que contratar a un conductor y a trabajadores que se encarguen de su descarga, montaje y preparación. Por último, también tendrás que pagar por el transporte de vuelta a su lugar general de almacenaje. Todo esto puede suponer una carga económica muy grande, sobre todo si este transporte debe realizarse con regularidad y si aceptas encargos que se encuentran muy lejos del lugar donde vas a almacenar tus casetas prefabricadas. Por el contrario, si alquilas dichas casetas a una empresa de confianza, como puede ser Globen, por ejemplo, ella se tiene que encargar del transporte de las casetas prefabricadas, de su protección durante el viaje y de su construcción, así como de contar con los vehículos y el personal adecuado para hacerlo. Además, todas estas cuestiones estarán incluidas en el presupuesto, por lo que no te llevarás ninguna sorpresa. Por ello, debes tener muy en cuenta la cuestión del transporte cuando te plantees la posibilidad de invertir en la compra de casetas prefabricadas o no. Puede ser que solo el transporte te cueste mucho más a lo largo del tiempo que seguir alquilando este tipo de construcciones, independientemente del precio final del producto.

-La necesidad de la seguridad y de presentar un aspecto profesional: Cuando compras una caseta prefabricada, es tu empresa y tu personal los que se tienen que ocupar de su mantenimiento,  su colocación, su montaje y su transporte. Si eres el propietario de las casetas prefabricadas que vas a utilizar, tú serás el responsable de tener a tu disposición el personal cualificado para ello. Así, será tu gente la encargada de que tus casetas prefabricadas cubran todas las normas de seguridad y que presenten el aspecto profesional y limpio que es imprescindible para mantener una buena imagen de tu negocio. Este es un mantenimiento que lleva aparejados unos gastos que no se suelen tener en cuenta cuando una empresa se plantea comprar unas casetas prefabricadas y de los que no tendrás que preocuparte si recurres al alquiler.

Por lo tanto, si tu empresa está considerando esta cuestión, ten en cuenta que los gastos no se reducen tan solo al precio neto de una caseta prefabricada frente a la de su alquiler. Existen muchos factores adicionales a tener en cuenta para saber si comprar casetas prefabricadas realmente te compensará económicamente o no. ¡No te olvides de ellos!